EXTINCIÓN OFICIAL DE LA PANTERA NEBULOSA DE FORMOSA.




 Se extiende la noticia de la desaparición del leopardo nublado, esto es, la pantera nebulosa, ese animal que nunca vi en estado salvaje y que siempre me pareció tan mágico. En realidad, no es que la pantera nebulosa haya desaparecido.
La pantera nebulosa (Neofelis nebulosa), también conocida como leopardo longibando se clasifica como género aparte (Neofelis, “nuevo félido”) dentro de la familia de los félidos porque tiene una diferencia anatómica interesante y es que sus colmillos son muy largos en proporción al cuerpo. Algo así como el viejo tigre de dientes de sable. Los machos pueden llegar a pesar 65 kg y las hembras son mucho más pequeñas. Viven en la parte oriental de India, sur de China, Birmania y la península de Indochina, Sumatra y Borneo. 

 



Las panteras nebulosas viven en muy diversos hábitats: desde los manglares de las costas a zonas pantanosas y zonas de montaña a gran altitud, pero siempre buscando las forestas más impenetrables. Son de hábitos tan arbóreos que no suelen bajar al suelo de la selva para cazar. Su pelaje críptico, que les confiere el nombre porque parece formado por grandes nubarrones oscuros, las mimetizan de forma sorprendente en el juego de luces y sombras de la foresta, donde predan ágiles gibones, macacos y násicos además de otros mamíferos y aves sin bajar de los árboles. 

También pueden cazar pequeños cérvidos cayendo sobre ellos desde los árboles. Arborícolas, miméticas, precavidas y nocturnas, las panteras nebulosas son muy difíciles de observar y su biología aún guarda muchos secretos. Ni siquiera se conoce bien su estado de conservación por la imposibilidad de realizar censos. Los modernos estudios genéticos sí han podido descubrir algunos secretos hasta ahora desconocidos. Hace pocos años que se sabe que las panteras nebulosas de Borneo, Sumatra e Islas Batu (Malasia) son una especie diferente y no una subespecie. Esta especie de Sumatra y Borneo se llama Pantera de la Sonda o Pantera nebulosa de Borneo, Neofelis diardi. Esta foto es de una Pantera de Borneo tomada hace 4 años con foto-trampeo por un proyecto de Conservación de Carnívoros en Sabah, Malasya:

La subespecie de Taiwán, la Pantera nebulosa de Formosa, Neofelis nebulosa brachyura, es de la cuál se anuncia su extinción, si bien ya hace más de 20 años que se consideraba extinta en estado salvaje debida a la destrucción total de su hábitat. Las pocas que quedaban sobrevivían en las selvas de montaña más inhóspitas. Pero fue hace 30 años cuando se vio el último ejemplar. 6 años después, se encontró un nativo que usaba una piel de la Pantera nebulosa de Formosa. Hace 10 años aproximadamente, en un último y desesperado esfuerzo, se colocaron miles y miles de cámaras trampa para conseguir localizar alguna esperanza para la especie pero no hubo ni una sola imagen de la pantera nebulosa de Formosa. Oficialmente se la ha considerado extinta ahora. Pero ya lo estaba. Esto es lo que nos queda ahora: 
Quedan aún, pues, otras dos subespecies de pantera nebulosa: Neofelis nebulosa nebulosa, que vive desde el S de China al E de Birmania y Neofelis nebulosa macrosceloides, desde Nepal a Birmania.
Aunque se desconoce el estado de conservación de la especie, dado que el hábitat está en declive por la deforestación y la explotación humana, parece evidente que las panteras nebulosas también lo están. Además, existe un furtivismo descontrolado que lleva a una persecución directa para la venta de productos absurdos de la medicina tradicional china. Su caza está prohibida en todas partes, y la comercialización de productos derivados de estas especies está prohibida en muchos países. 

David Nieto Maceín. 

1 comentario:

  1. Muy lamentable saber de noticias tristes como ésta. Y día a día hay una especie que quizá desaparezca para siempre de este planeta, debido principalmente a acciones humanas.
    Por favor, no desistan y sigan trabajando..!!!
    Gracias por su compromiso0 con la Naturaleza.
    Elsa Rincón. elsa_rincon@hacienda.gob.mx

    ResponderEliminar