ORCAS VARADAS EN ISLANDIA. ¿Por qué varan los cetáceos?


Este vídeo es muy triste... 


En la mañana del 30 de abril, hace hoy dos semanas, aparecieron 6 orcas varadas en una playa del norte de Islandia, cerca del pueblo de Heiðarhöfn, en la península de Langanes. Durante la noche el viento había sido muy fuerte y seguía soplando fuerte hacia costa. Cuando el equipo de rescate de mamíferos marinos llegó al lugar, dos ya habían muerto. 
Se intentó con una grúa abrir paso en la arena, que había cerrado a las orcas en la playa: 

  

Tuvieron que esperar mucho para que la marea les ayudase, y una cría que había en el grupo fue liberada varias veces pero regresaba de nuevo a tierra para varar. Cuando el mar estaba en su punto, en mitad de la noche, dos orcas ya estaban tan débiles que tuvieron que ser sacrificadas. 
Por su conducta, parece que tenía el sistema de sonar dañado... a veces sucede tras un terremoto, algo que se produce a menudo en la zona de la cercana isla de Grimsey, donde se movía este grupo, que predaba principalmente arenque. El 2 de abril, casi un mes antes, se habían registrado terremotos con muchas réplicas en esa zona (ver imagen adjunta).
 Sucede que los movimientos del fondo marino llevan a cambios en la presión bajo las aguas, lo que causa, y en este caso sucedió así, lesiones en los espacios aéreos del cráneo que sirven para la ecolocalización. Posiblemente hayan estado todo el mes sufriendo esta incapacidad en diferente grado, agravándose quizás con las réplicas del terremoto, dejándose llevar por las corrientes superficiales, que eran fuertes hacia la costa norte de la península de Langanes por los fuertes vientos. 
Dos orcas pudieron volver a las aguas libres pero es dudoso que puedan recuperar sus capacidades.

¿Por qué suceden los varamientos masivos?
Una explicación puede ser a veces es la de los terremotos como la acontecida en este caso. 
Enfermedades debidas a debilitamiento del sistema inmunitario (a menudo por contaminación industrial) lleva a varamientos de ejemplares que pueden arrastrar a un grupo entero si se trata de especies sociales como son estos delfínidos. Recuerdo un grupo de delfines que aparecieron varados en Asturias porque la hembra "guía" veterana estaba enmallada en una red arrastrando cabos y palangres.
Se sabe que los sónares militares antisubmarinos produce varamientos en muchas partes del mundo. Se ha determinado que pierden totalmente la audición y, por tanto, la ecolocalización quedando totalmente desamparados, desorientados y sin posibilidades durante al menos 40 minutos, lo que puede hacer en algunas especies que bajan profundo para alimentarse como son los zifios y los calderones que suban a la superficie de forma precipitada sufriendo una embolia. En las islas Canarias, las pruebas militares submarinas están tras las muertes de muchos zifios que aparecen varados. Estudios geológicos submarinos como los que se realizan para la búsqueda de zonas petroleras también tienen los mismos efectos. Las prospecciones petrolíferas son nefastas en este sentido. Las prospecciones sísmicas han hecho varar incluso a calamares gigantes de grandes profundidades en Asturias.
Presumiblemente, si la afección es a nivel auditivo y de forma temporal, los cetáceos pueden varar por desorientación extrema y, de ser conducidos al mar de nuevo, pueden eventualmente recuperar sus capacidades y sobrevivir, como de hecho a veces sucede. 
En algunos casos podría suceder, como sugieren algunos autores, que cambios en las corrientes debidos a cambios climáticos acerquen masas de agua con más nutrientes y por tanto con más alimento a zonas más costeras aumentando así el riesgo de varamiento. 
Algunos individuos aparecen desorientados por causas desconocidas introduciéndose en puertos y lugares cerrados. En ocasiones tardan horas en encontrar la salida o no pueden llegar a encontrarla, lo que puede provocar su muerte o ir disminuyendo sus posibilidades de supervivencia por debilitamiento ya que estas situaciones provocan un estrés enorme. Es el caso del delfín listado del que hablé en una entrada anterior y que apareció en una cala de A Guarda, y que no sobrevivió. También el de este otro delfín de la imagen (abajo) que apareció desorientado hace un mes y medio en el puerto de Valencia, para el cuál se preparó un dispositivo con el fin de que no saliera a mar abierto durante la noche (era una cría), pudiera ser hidratado y guiado hacia la salida con una embarcación y un buceador a tiempo.

En Ibiza, con las desgraciadas ampliaciones del puerto, también apareció un delfín que estuvo desorientado durante horas: 
Aún recuerdo los 4 rorcuales que entraron desorientados por causas desconocidas en el Puerto de Palma de Mallorca en los años 80 y que estuvieron durante horas sin encontrar la salida. También recuerdo el varamiento masivo de un grupo de cachalotes, enmallados en una red de deriva, en Mallorca, con crías y madres, al que desde el barco Zorba de Greenpeace habíamos estado controlando días antes.

 David Nieto Maceín.


REDES ABANDONADAS EN LA MAR: TRAMPAS MORTALES




Recordad siempre que cualquier plástico, cualquier trozo de red, cabo, hilo de pesca... todo lo que no tiene que estar en el mar, ha de ser sacado de las aguas...
Como cuentan los autores, biólogos del Instituto Argentino para la Conservación de las Ballenas , en una tarde de octubre con la mar en calma chicha, encontraron un juvenil de lobo marino que había quedado enredado en una red de marisco.
En esta ocasión, el animal tuvo suerte... Pero la mayoría de las veces no es así. Os dejamos el vídeo, que es bonito.