¡¡¡¡¡FIRMA POR LOS ÚLTIMOS ELEFANTES!!!!!

Cada 3 años se reúne el Organismo de Conservación de Especies en Peligro de la ONU y esto será en estos días en Doha (entre el 13 y el 25 de marzo). Por lo tanto, la petición de hoy es URGENTE. Tanzania y Zambia están ejerciciendo mucha presión sobre la ONU para lograr dejar sin efecto la prohibición mundial contra el comercio de marfil y quieren que se apruebe la venta de 90 y 22 toneladas respectivamente. Esto podría conllevar el exterminio de poblaciones enteras de elefantes y dejar a esta especie al borde de la extinción puesto que las mafias que comercian con el marfil se aprovecharían de la relajación de la prohibición internacional. Significaría para ellos la apertura de la veda de caza de elefantes. Otros países africanos están en luchando contra de esto y pidiendo que se mantenga la prohibición 20 años más pero su voz no se deja oír con fuerza y necesitan nuestro apoyo.
Si a pesar de la prohibición mundial son amasacrados anualmente 30.000 elefantes para arrancarles sus colmillos (en realidad incisivos), no queremos ni pensar qué sucederá si se permite lo que Tanzania y Zambia pretenden.

Nosotros hemos firmado la petición y tú lo puedes hacer pinchando aquí en un periquete:
http://www.avaaz.org/es/no_more_bloody_ivory/?cl=505443605&v=5591

En 1979 quedaban aproximadamente 1.300.000 elefantes. Pero 10 años después los furtivos habían dejado tan sólo 600.000. Sólo por arrancarles sus preciados dientes. Hoy quedan menos y en muchos países han sido totalmente exterminados.
Así, en el año 1989, el CITES aprobó una prohibición mundial del comercio de marfil. Gracias a eso, el precio del marfil se desplomó en el mercado negro y la caza furtiva se redujo muchísimo. Desde 1997, algunos países han estado intentando eliminar la prohibición. Incluso, hace 11 años, varios países (Sudáfrica, Botswana, Namibia y Zimbabwe) permitieron la venta de una cantidad de 50 toneladas de marfil a Japón en 1999 engañándonos al CITES y a todos con los intereses de Japón y de esos países africanos pues dijeron que controlarían el furtivismo y todo fue una mentira. China y Japón, como siempre, son los promotores de la matanza (ballenas, atunes, tigres, elefantes… todo es depredado por estos países de oriente). La venta legal disparó el furtivismo en África y la demanda de marfil en oriente.
En 2002 se incautaron más de 6 toneladas de marfil en Singapur y en 2006 hubo una masacre de elefantes en Chad. Cientos de miles de elefantes han sido amasacrados en esta década para abastecer los patéticos, codiciosos, insostenibles y absurdos mercados de China y Japón. Cada año están muriendo decenas de miles de elefantes sólo por sus “colmillos”. Consiguieron que en 2008 se vendiesen 106.000 toneladas de marfil a China a Japón. Y el furtivismo ha vuelto a los bosques y sabanas africanas. El año pasado se decomisaron toneladas de marfil y los elefantes han empezado a extinguirse de algunas zonas.
A pesar de todo, ahora Tanzania y Zambia piden que se reduzca la protección de los elefantes y que se apruebe la venta de 110.000 toneladas de marfil. Estos dos países están manipulando el tema para se consigan sus objetivos. Si esto sucede, desaparecerán sin duda los elefantes de muchas zonas. Sierra Leona, por ejemplo, ya anunció la desaparición de sus elefantes por la caza furtiva el año pasado. La UE ha jugado un papel importantísimo permitiendo el comercio internacional. Si esto no se ataja YA, reviviremos las matanzas de elefantes de los 80. La única solución pasa por cerrar total y herméticamente los mercados de marfil y perseguir con dureza cualquier tipo de comercio.
POR FAVOR, PINCHA ARRIBA Y APOYA LA PROHIBICIÓN. ¡¡NO QUEREMOS EXTERMINAR LOS ELEFANTES!!

1 comentario:

  1. Mi firma ya está! Apoyemos tod@s esta importantísima campaña!

    ResponderEliminar